4 Eficaces consejos que te harán ser más feliz a pesar de cualquier circunstancia.

"Ser feliz es una actitud, un comportamiento que debemos cultivar cada día"

  • 1- Uno es más feliz cuantos más momentos felices tiene, por lo tanto hay que buscar momentos y experiencias que te hagan sentir bien, por ejemplo, hacer un viaje o escapada, aprender cosas nuevas, asistir a un curso o ponerte alguna meta que te ilusione y sea realista. "Comprar vivencias da más felicidad que comprar cosas", a largo plazo. Las cosas nuevas nos ilusionan al principio, pero pronto nos habituamos a ellas y dejan de producir esa emoción, en cambio  las vivencias y experiencias dejan un recuerdo en nuestra memoria que generarán felicidad para toda la vida.

 

  • 2- Pon toda tu atención en las pequeñas cosas positivas que te ocurren cada día y no en las cosas que te disgustan. Es muy eficaz para mejorar el estado de ánimo, antes de dormir recordar 3 cosas positivas que nos hayan sucedido a lo largo del día (a ser posible escribirlas).  No hace falta que sean grandes acontecimientos, basta con recordar por ejemplo, una sonrisa de alguien, el aroma del café recién hecho, la suavidad de las sábanas al acostarnos, el beso de los niños al salir del colegio o lo sabrosa que estaba una comida determinada. Si ha sido un día difícil todavía puedes hacer algo agradable, por ejemplo escuchar música que te agrade o darte un relajante baño de espuma.

 

  • 3- Haz deporte o sal a caminar. Son muchos los estudios que han demostrado que las personas que caminan un mínimo de 20 minutos al día se sienten más felices. Si no es posible encontrar tiempo, puedes intentar crear el hábito de volver del trabajo a pie, o bajar del autobús una parada antes. Podemos mejorar esta experiencia si además, elegimos una ruta por la que tengamos que atravesar algún parque o jardín y nos centrásemos  en disfrutar de esa experiencia o paisaje (observando las tonalidades de verdes, el movimiento de las hojas de los árboles, o sintiendo el aire en la cara), además nos ayudará a  relajarnos y a oxigenar nuestro cuerpo. Si por alguna circunstancia en este momento no puedes moverte, intenta leer o hacer alguna actividad agradable en algún lugar de la casa donde te pueda dar el sol ya que recarga al organismo de vitamina D y es un gran antidepresivo natural.

 

  • 4- Intenta no aislarte, acércate a los demás, cultiva y amplía tu círculo de amistades. Las relaciones con los demás son fundamentales para vivir una vida feliz, somos seres sociales. Uno de los beneficios más importantes de las relaciones sociales viene de ayudar y hacer sentir bien a los demás, algo que revierte positivamente en nuestro bienestar y autoestima.

Deja un comentario