Dismorfofobia Mom Psicología

De la insatisfacción corporal al trastorno de la imagen corporal (Dismorfofobia)

“Me deprimo y lloraría todo el día al ver lo horrible que soy”

El atractivo físico y apariencia personal es el rasgo más visible en las interacciones sociales. Se es más positivo hacia la gente atractiva y se ha demostrado que es más probable que la gente preste asistencia a alguien que es atractivo y que haga esfuerzos para ganar la aprobación de una persona atractiva.

Se podría pensar que no merece la pena conocer a la gente que responde a estas señales externas y superficiales, puesto que olvida “que la belleza está en el interior”, sin embargo, lo cierto es que la gente puede no llegar a tener nunca una oportunidad de conocer el interior de la persona si son rechazados por su apariencia externa. El hecho de que una persona pueda ser inteligente, divertida, educada, sana y/o altamente competente probablemente sea más informativo, pero dicha información no se encuentra fácilmente disponible como sí pueda estarlo el atractivo físico. Desde este punto de vista, es por tanto normal querer mejorar el atractivo físico, pero cuando esto se convierte “en la preocupación central de la vida de alguien” se convierte en un verdadero sufrimiento que puede ir desde la insatisfacción corporal tan frecuente en las mujeres de nuestra sociedad, hasta llegar a un grado de incapacidad que interfiere en prácticamente todas las áreas de la vida (sociales, académicas, laborales...).

El trastorno  de la imagen corporal o dismorfofobia se define como una preocupación excesiva por un defecto inexistente o mínimo (perceptivamente, la persona afectada ve su defecto como mayor, más pronunciado o más desviado de lo que en realidad es).

Comportamientos frecuentes

  • Organizar el estilo de vida alrededor de la preocupación corporal.
  • Evitar las situaciones donde tengan que exponer el propio cuerpo a los demás.
  • Evitar o mirarse en exceso en el espejo.
  • Pedir reaseguración o tranquilización a personas de confianza para comprobar que no se ve o se nota el supuesto defecto.
  • Dedicar gran cantidad de horas al día a comprobar o camuflar su defecto (ropa holgada o flequillo).
  • Cirugías estéticas.

 

Sentimientos o emociones de la insatisfacción con la imagen corporal

  • Desesperanza y tristeza
  • Disgusto o insatisfacción
  • Vergüenza
  • Rabia
  • Impotencia
  • Preocupación obsesiva

 

Pensamientos y percepciones habituales inadecuados

  • "La gente atractiva es muy feliz y lo tiene todo".
  • "Lo primero que ven de mí es mi defecto".
  • "Mi apariencia es la responsable de muchas cosas que me ocurren en la vida".

 

TRATAMIENTO:

La modificación de la apariencia física no conduce siempre al cambio en la imagen corporal (imagen que tenemos en la mente de nuestro propio cuerpo). Son muchas las personas que después de pasar por varias cirugías siguen valorándose mal o incluso peor. Las conductas de evitación, aumentan el miedo y los rituales de comprobación y tranquilización por parte de otras personas, aumentan la inseguridad y el desconcierto.

El tratamiento adecuado abarcaría desde la psicoeducación, explicando el origen y mantenimiento de esta percepción corporal (evaluada después de la entrevista inicial) hasta la exposición de menos a más ansiedad tanto de partes del cuerpo como de situaciones que pueda evitar, aprendiendo a percibirse de forma más realista, mediado por terapia cognitiva que enseña a identificar y buscar pensamientos alternativos menos dañinos y la mejora de la autoestima.

Recomendación: “Incluir ejercicio aeróbico mejora la satisfacción corporal de por sí”

Para finalizar, merece la pena recordar, que no elegimos a nuestros amigos por la talla o cuerpo que tienen y que si miramos a nuestro alrededor veremos que las personas que consiguen tener un trabajo satisfactorio, estudiar lo que les gusta, crear una familia si es lo que desean o rodearse de amigos, no tienen un cuerpo perfecto y que tal vez el miedo arruine oportunidades maravillosas para conseguir lo que realmente nos va a hacer sentir satisfacción en la vida.

El siguiente video muestra cómo la percepción de los demás no coincide con la imagen que las personas tienen de sí mismas:

 

Fuentes: V. Caballo, J. Rosen y R. Raich.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen cedida por cortesía de Carla R.C.

Deja un comentario